Traducción humana vs. traducción automática

Escrito por Brenda Almenas

Siempre que me preguntan “¿por qué voy a pagarle a alguien para que traduzca el texto cuando hay tantos lugares en línea que lo hacen de gratis?” les digo que consideren lo siguiente:

El traductor en línea le proveerá con una traducción literal del texto el cual puede contener entre otros los siguientes errores:

  • Uso incorrecto de las palabras de preguntas
  • Uso incorrecto de las preposiciones especialmente “para” y “por” (for)
  • Uso incorrecto de los verbos “ser” y “estar” (is)

Por ejemplo:

a. What’s your favorite color?
[traductor en línea] Qué es su color favorito?
[traductor] ¿Cuál es su color favorito?
b. The book won’t be ready for a month // The date is for Monday
[traductor en línea] El libro no estará listo durante un mes. // La fecha es por el lunes.
[traductor] El libro no estará listo por un mes. // La cita es para el lunes.
c. Everything is as we planned it.
[traductor en línea] Todo es cuando lo planeamos.
[traductor] Todo está como lo planeamos.

En efecto, “What?” significa “¿Qué?” sin embargo como pueden ver en el ejemplo (a) la traducción literal no utiliza la palabra de pregunta correcta para el equivalente de esa pregunta en español.

Por otro lado la palabra “for” puede ser traducida al español como las preposiciones “para” o “por”, a veces el traductor en línea usa otras palabras al traducir “for” que no necesariamente expresan el significado de la oración original (ejemplo b) o utiliza incorrectamente las preposiciones “para” y “por” en la traducción. Lo mismo sucede con el verbo “is” que en español equivale a los verbos “ser” y “estar” (ejemplo c).

Mi punto es que el sistema en línea sólo se fija en las palabras ingresadas, mientras que un traductor se concentra en el mensaje y/o significado del texto que tiene enfrente, en la gramática y la ortografía. De manera que si el texto contiene expresiones idiomáticas o términos técnicos el traductor puede usar el equivalente en español ya sea general o regional, habilidad que el traductor en línea no posee.

Otros ejemplos útiles:

Gramática: “I want you to love me” puede traducirse sencillamente como “Quiero que me ames”. El traductor profesional sabe que los pronombre “yo” y “tú” están explícitos en la oración: “[yo] Quiero que [tú] me ames”.

Ortografía: Un traductor reconoce la importancia de la tilde (o acento), que la presencia o ausencia de la tilde puede cambiar el significado de la palabra – No es lo mismo Revolver = to stir, que Revólver = gun (revolver). Al igual que sabe que “whom” se escribe “quien” en español y no “kien”.

Por lo tanto le señalo al cliente que si el texto a traducirse es para uso profesional y/o con exposición internacional, el uso de un traductor profesional es una inversión en la proyección de la imagen profesional y competente de su compañía.

Brenda Almenas es de Puerto Rico. Es graduada en psicología por la Universidad de Notre Dame y sus especialidades como traductora incluyen mercadeo y terminología de carpintería y metalurgia.

Compartir por email

¿Te gustó? Subscríbete.
Subscribir a Mark it Right por email.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s